jueves, 14 de febrero de 2008

Inaugurada en Aniñón la depuradora número 100 de Aragón




El Departamento de Medio Ambiente ha concluido la obra civil de 36 depuradoras del Plan Especial, que se suman a las 64 que ya había en servicio en Aragón


En las Comarcas de Comunidad de Calatayud y Aranda se invierten 75,4 millones, que benefician a 19 municipios

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, y el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, inauguraron este miércoles 13 de febrero, en Aniñón (Comarca de Comunidad de Calatayud) la depuradora número 100 de Aragón. En el acto, se ha incluido una exposición de murales con dibujos infantiles, realizados por el alumnado del colegio de Aniñón en un taller de educación ambiental organizado por el Instituto Aragonés del Agua, en los que se representa la importancia de los ríos y las depuradoras.

Dentro del Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales de Aragón, ha finalizado la obra civil principal de 36 estaciones, que se suman a las 64 que ya estaban en servicio en nuestra Comunidad, acometidas por las diversas instituciones. Algunas de las nuevas estaciones ya han entrado en funcionamiento, y el resto lo hará durante las próximas semanas. Además de estas 36 depuradoras, se estima que se terminarán otras 14 durante este trimestre, dentro del Plan Especial.

Todas las depuradoras del Plan Especial han sido promovidas por el Instituto Aragonés del Agua (del Departamento de Medio Ambiente), a través de la empresa pública SODEMASA, y son construidas mediante el sistema de concesión de obra pública por las empresas adjudicatarias, encargadas de la construcción y explotación de las instalaciones durante un periodo de 20 años. Gracias al Plan, los Ayuntamientos sólo tienen que aportar los suelos, a pesar de tener la competencia en depuración.


COMARCAS DE CALATAYUD Y ARANDA

Las Comarcas de Comunidad de Calatayud y Aranda constituyen una de las 13 zonas técnicas en que está dividido el Plan Especial. La inversión en esta zona se eleva a 75,4 millones, de los que 22,4 corresponden a la obra civil, y el resto a su explotación.

Las 15 nuevas depuradoras de esta zona técnica beneficiarán a 19 municipios: Alhama de Aragón, Aniñón, Arándiga, Ariza, Brea de Aragón, Cetina, El Frasno, Gotor, Ibdes, Illueca, Jaraba, Jarque, Maluenda, Miedes de Aragón, Moros, Saviñán, Terrer, Torrijo de la Cañada, Villarroya de la Sierra.



En total, las nuevas instalaciones de esta zona técnica tienen capacidad para sanear un caudal de 9.145 metros cúbicos de agua al día, de una población de 17.697 habitantes. Gracias al Plan Especial, en la Comunidad de Calatayud se depurará ya el 78 por ciento de la carga contaminante urbana de los ríos, frente al 55 por ciento anterior. En la Comarca del Aranda, se saneará el 80 por ciento frente al 0 por ciento anterior.

PROVINCIA DE HUESCA

En la provincia de Huesca, las primeras estaciones depuradoras del Plan en entrar en servicio han sido las de Sariñena, Tardienta, Robres, Leciñena, Lalueza, Lanaja, Peñalba, Castejón de Monegros y Sena (que también da servicio a Villanueva de Sijena). También se han finalizado las de Ayerbe, Bolea (que sirve también a Aniés), Gurrea (que sirve a El Temple), Candasnos y Ontiñena.

Estas 14 nuevas depuradoras se suman en la provincia de Huesca a las 18 que había hasta la fecha, que dan servicio a Huesca, Barbastro, Binéfar, Campo, Fraga, Jaca, Monzón, Perarrúa, Sabiñánigo, Albalate de Cinca, Almudévar, Bellver, La Puebla de Castro, Graus, Tamarite de Litera, Lascuarre, Estopiñán del Castillo y Zaidín. Por tanto, el Alto Aragón pasará a disponer ya de 32 estaciones depuradoras. Estas estaciones fueron construidas, según los casos, por el Instituto Aragonés del Agua, la Confederación Hidrográfica del Ebro, ACESA o la Diputación Provincial de Huesca, en muchos casos mediante convenio entre dos instituciones. Una vez finalizadas, todas ellas son explotadas por el Instituto Aragonés del Agua.

PROVINCIA DE ZARAGOZA

En Zaragoza, las primeras en entrar en funcionamiento, dentro del Plan, han sido las de Bujaraloz, Sos del Rey Católico, Aniñón y La Almolda. También han finalizado las obras de las depuradoras de Uncastillo, Sádaba, Biota, Azuara, Lécera, Belchite, Arándiga y El Frasno.

Estas 12 nuevas depuradoras se suman a las 25 ya en servicio, con lo que suman 37. Las que ya existían se encuentran en Zaragoza (La Cartuja y La Almozara), Calatayud, Alagón, Cariñena, Caspe, Cuarte de Huerva (que también da servicio a Botorrita, Cadrete, María de Huerva, Mezalocha, Mozota y Muel), Ejea de los Caballeros, Bárdenas, El Bayo, Pinsoro, Rivas, El Sabinar, Santa Anastasia, Valareña, Luna, Mequinenza, Tarazona, Tauste, Ateca, Épila, Gallur, Mallén, La Muela y PLAZA-La Muela. Fueron construidas por el Gobierno de Aragón o sus respectivos ayuntamientos.

PROVINCIA DE TERUEL

En la provincia de Teruel, las primeras del Plan entrarán en servicio, en próximos días, en Muniesa, Escucha, La Puebla de Híjar, Martín del Río, Ojos Negros, Villafranca del Campo, Used, Bello, seguidas de las de Báguena/San Martín del Río y Caminreal. Estas 10 depuradoras se suman a las 21 en servicio, ubicadas en Teruel, Alcañiz, Andorra, Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Ariño, Calanda, Cella, Gargallo, Montalbán, Mosqueruela, La Puebla de Valverde, Rubielos de Mora, Sarrión, Utrillas, Calamocha y los barrios de Villalba Baja, San Blas, Concud y dos en Aldehuela. Estas depuradoras fueron ejecutadas por el Instituto Aragonés del Agua, la Diputación Provincial de Teruel o los ayuntamientos, en ocasiones con apoyo del Plan Miner o IAA.

martes, 12 de febrero de 2008

CARRETERA DE RUEDA A EPILA, VISITADA POR EL CONSEJERO

12.2.2008.
Además la Variante de La Almunia estará terminada antes del verano.

En http://aragonliberal.es/noticias/noticia.asp?notid=5017



El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, visitó en la mañana de ayer las variantes de La Almunia y Calatorao. En el primer caso, las obras tiene prevista su finalización antes del próximo verano mientras que en el caso de Calatorao la terminación se producirá a finales de este mismo año

VARIANTE DE LA ALMUNIA

La Variante de La Almunia está siendo ejecutada por la unión temporal de empresas (UTE) formada por CEINSA y Hormigones Grañén por un importe de 2.858.11 euros y un plazo de ejecución de 18 meses. A la obra se ha incorporado como trabajo complementario un paso superior.


Su terminación está prevista antes del inicio del verano. Las obras están a falta de la última capa de rodadura y del marcado y señalización.


El primer tramo de la obra conecta las carreteras A-121 y A-122 con una longitud de 1.321 metros. El Tramo II de la Variante une a partir del nudo de la Nacional II las carreteras A-122 y la A-220 por el este de la población. La longitud de este tramo es de 3.900 metros.


El proyecto contempla dos intersecciones para la conexión con las carreteras A-121 y A-122. En el segundo tramo está prevista una glorieta completa en la actual Nacional II.



La Variante tendrá una sección tipo de dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 1,50 metros. El firme estará compuesto de 25 centímetros de zahorra artificial, una capa base de 9 centímetros de mezcla bituminosa en caliente, una capa intermedia de 6 centímetros y una final de rodadura de otros 5 centímetros.



En cuanto al movimiento de tierras se calcula que el volumen total del terraplén sea de 14.280 metros cúbicos; con un volumen de desmonte de 50.444 metros cúbicos. Será necesario un volumen de suelo seleccionado de 69.185 metros cúbicos.



El proyecto recoge las reposiciones de caminos y accesos a fincas agrícolas, red de acequias y sistemas de riego, líneas eléctricas y líneas telefónicas.



VARIANTE DE CALATORAO



La Variante de Calatorao tuvo un presupuesto de licitación de 4.956.305 euros y un plazo de ejecución de 20 meses. Se adjudicó a IDECONSA por 3.946.706 euros. En estos momentos se está trabajando en diversos movimientos de tierras y en la realización de obras de fábrica. Su finalización está prevista para finales de este año.



Se trata de una variante de 6,2 kilómetros, que contará con dos carriles de 3,5 metros y arcenes de 1,50 metros. El firme estará compuesto por 25 centímetros de zahorra artificial y otros 20 de mezcla bituminosa en caliente.



Para la ejecución del proyecto será necesario acometer un volumen de terraplén (préstamos) de 77.972 metros cúbicos y otros 99.000 metros cúbicos de excavación. El volumen total de desmonte superará los 226.000 metros cúbicos.



El trazado objeto de este proyecto se caracteriza por tener pendientes y cambios de rasante bastante suaves. La pendiente máxima es del 4%. La rasante proyectada para el nuevo trazado se limita a conseguir la mayor compensación posible del movimiento de tierras, teniendo en cuenta que ha sido necesario elevar la rasante de la nueva carretera en todo el tramo, en el que, por otra parte, se atraviesan terrenos de cultivo en regadío, resguardándolo en lo posible del agua de riego.



A lo largo del trazado se han proyectado tres intersecciones, dos del tipo rotonda y una del tipo intersección en “T” con carriles centrales de deceleración, almacenamiento y espera. La primera rotonda se sitúa al inicio del trazado y da acceso al núcleo urbano; la segunda se sitúa en la intersección de la variante con la carretera A-1304. Ambas rotondas cuentan con un diámetro interior entre líneas de 60 metros.



Al final del trazado está proyectada una intersección del tipo T, dotada de carriles de aceleración y deceleración en los giros a la derecha y con carriles centrales de almacenamiento para la realización de los giros a la izquierda.



Están también proyectadas dos obras de fábrica con sección de tipo cajón. La primera corresponde a una obra de drenaje situada en el punto kilométrico 0,763; tiene una sección de dos metros de anchura libre horizontal y otros dos metros de altura libre vertical, con una longitud de 37 metros. La segunda obra de fábrica corresponde al paso de una acequia situada en el punto kilométrico 2,232.



Entre el punto kilométrico 2,220 y el 2,320 está proyectada la construcción de un muro de contención en la margen derecha de la carretera para evitar cualquier afección al oleoducto Rota-Zaragoza. El muro tiene casi 100 metros de longitud y su altura varía hasta alcanzar un máximo de 2,70 metros.

CARRETERA DE RUEDA A EPILA



El consejero visitó igualmente las obras de emergencia que la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón llevó a cabo este verano en la la carretera autonómica A-2304, entre las localidades zaragozanas de Rueda y Epila, cerrada al tráfico el pasado mes de mayo como consecuencia de la caída sobre la calzada de un volumen importante de piedras el 28 de abril a causa del mal estado de una de las laderas.



Las obras de emergencia en la ladera fueron llevadas a cabo por Construcciones y Desmontes Marco la ejecución de estos trabajos que, entre otros aspectos, llevaron consigo varias voladuras controladas en la propia ladera.



El importe de los trabajos ascendió a casi 300.000 euros.